1 430 barcos de alquiler en Split

Tipos de barcos disponibles en alquiler en Split

Todos nuestros destinos

Alquiler barco en Split


Al ritmo de Split

En Split durante todo el año, se celebran diversas celebraciones y festivales, como el festival tradicional de verano. Y para los regatistas, a finales de septiembre se organiza la regata de Mrdua. Recomendamos que consultéis las fechas de las regatas, ya que hay muchas organizadas en esta región, especialmente en primavera y otoño.

La ciudad del Diocleciano

Hace más de 1700 años que la ciudad de Split brilla en medio del mar Adriático. El corazón de esta ciudad, situada al sur de Croacia, está delimitado por las viejas murallas del palacio del emperador Diocleciano, hoy inscritas en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Es aquí donde el emperador romano decidió en el año 305 d.C. venirse a vivir para pasar en él el resto de sus días, y donde murió siete años después.

La ciudad de Split es la capital de la región Dálmata y la segunda ciudad más grande de Croacia. Esta villa, caracterizada por su dinamismo social, está situada en la parte más soleada de la costa Adriática, con más de 300 días de sol al año. La ciudad de Split es la capital de esta región y la segunda más grande de Croacia. Esta ciudad dinámica esta situada sobre la parte mas soleada de la costa Adriática, con mas de 2700 horas de sol anuales.

Descubre la historia de Split caminando por sus calles. El Monte Marjan y su parque forestal son perfectos para esos que desean realizar un pequeño paseo.

Condiciones de navegación

La navegación es sencilla ya que os encontráis en una zona resguardada por las islas dálmatas, por lo tanto recomendamos el alquiler de barcos en toda la costa Croata para todos los niveles. Sin embargo, no hay que subestimar los vientos caprichosos de Croacia. ¡Revisad el efecto Venturi antes de partir!

Encontraréis dos tipos de vientos
  • Bora, que viene del noreste, es un viento frío y violento que atrae a las nubes.
  • Jugo, viento del sur, fuerte, húmedo y que trae consigo tempestades al final del día.

  • Por lo general durante la estación estival, los vientos son débiles durante la mañana, la brisa marina de oeste a noroeste se establece en la mitad de la jornada y puede endurecerse por la tarde.

    La amplitud de la marea es pequeña (30 cm. en aguas vivas) pero las corrientes puede llegar hasta los 2 nudos en los canales entre las islas.

    Cuándo ir a Split

    La fecha ideal para el alquiler de un barco en Split va de abril a octubre. De abril a junio, y en septiembre y octubre encontraréis menos concentración turística. En esta época del año las ráfagas son poco frecuentes y las temperaturas alcanzan los 30-32°. Además, la temperatura del mar en este periodo se encuentra en torno a los 25°C.

    Importante: la moneda local es el kuna (1 euro = 7,53 kunas), tipo de cambio variable.

    24 horas en Split

    Split es la segunda ciudad más grande de Croacia y es un centro de cultura elegante y vibrante en la costa dálmata. Su diversidad y belleza atrae a marineros y turistas de todo el mundo, así que, si visitáis antes, durante o después de vuestro alquiler de barco, aseguraros de dedicar al menos un día para descubrir las gemas escondidas de esta ciudad inspiradora.

    Despertaros temprano y tomaros un café de un café en el Palacio de Diocleciano. Un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO, el palacio cubre más de 38,000 metros cuadrados, y es el corazón vivo de la ciudad. Hogar de restaurantes, galerías, bares, tiendas, residentes, el monumento es uno de los restos romanos más impresionantes del mundo, que aún está habitado y utilizado día a día. Pasad la mañana paseando por los arcos y callejones del palacio, y almorzad de uno de los muchos restaurantes que sirven exquisitos platos croatas, antes de tomar el autobús 12 desde Riva al Parque Nacional Marjan para tomar un poco de aire fresco en lo que se conoce como los "pulmones" de la ciudad de Split. Pasead por bosques de pinos y descubrid capillas medievales, caminad o id en bicicleta hasta los miradores para contemplar las impresionantes vistas al océano y a la ciudad, y luego dirigiros a la apartada playa de Kašjuni. Este oasis verde es el espacio perfecto para respirar lejos del bullicio de la ciudad, y se puede acceder en barco, por lo que, si no tenéis la oportunidad de visitarlo en la ciudad, ¡siempre podéis navegar aquí durante vuestro alquiler de barcos!

    Cuando os empecéis a cansar, tomad el autobús de regreso a la ciudad y descansad en una cafetería en el casco antiguo. Luego daros un paseo por el paseo marítimo de Riva, y buscad un lugar para sentarse y cenar y beber vino frente a los gloriosos colores de un atardecer hasta que caiga la noche donde podréis ir a uno de los varios bares que la ciudad propone.